Así debes elegir los colores para pintar tu hogar

reformas sevilla pintura

Así debes elegir los colores para pintar tu hogar

En nuestro día a día es habitual que nuestros clientes nos pidan consejo acerca de los mejores colores para pintar su nuevo hogar o las estancias que hemos reformado. La mayoría de las ocasiones, muchos aprovechan la reforma para cambiar radicalmente el aspecto de su hogar, lo que también implica el cambio de la tonalidad de la pintura. Desde nuestra experiencia como empresa de reformas queremos compartir contigo alguno de los aspectos que debes tener en cuenta si estás pensando en dar un nuevo toque de color a tu vivienda en estos meses de primavera y verano.

Lo primero es tener en cuenta ese refrán que dice que “para gustos los colores”, es decir, que el que para una persona puede ser el color ideal, a otra puede no gustarle absolutamente nada. Por eso, no olvides que pintar tu hogar con los colores de moda está muy bien, pero vas a tener que convivir con ellos una buena temporada.

Cuatro cuestiones clave

Entre todos los factores que influyen en la elección, vamos a destacar a continuación los cinco que consideramos más decisivos.

Colores favoritos: es uno de los aspectos más decisivos. Todos tenemos preferencia por unos colores respecto a otros, por eso, si se vive en pareja o en familia, consensuar criterios con los demás habitantes de la vivienda resulta fundamental.

Uso de las habitaciones: no es lo mismo pintar un baño que un dormitorio o sala de estar. Los colores también transmiten sensaciones como energía o relax, entre otras. Habitualmente colores como el blanco transmiten frialdad, algo que quizá no sea aconsejable para un dormitorio, donde buscaremos un ambiente más cálido, íntimo y acogedor.

Iluminación: la luz cambia la percepción de los colores, ya que no es lo mismo observarlos con iluminación natural que con artificial, por eso, quizá lo que en la tienda de bricolaje te guste, cuando veas el resultado sobre la pared de tu hogar te sorprenda negativamente y lo peor es que ya no sea reversible. Lo más recomendable es que hagas una pequeña prueba para ver cómo se comporta el color con diferentes iluminaciones.

Tamaño: el color también ayuda a cambiar la percepción del tamaño de los espacios, ampliándolos o haciéndolos más acogedores según convenga, ayudando muchas veces a cumplir con el objetivo de las reformas realizadas. Por ejemplo, colores fríos y neutros como blancos o cremas ayudan a causar la sensación de amplitud, mientras que tonalidades cálidas como el rojo o naranja contribuyen a dar la sensación de proximidad, por lo que son ideales para espacios amplios.

Orientación: a la hora de decorar una habitación es importante analizar bien su orientación, un aspecto que muchas veces no se tiene nada en cuenta. De hecho, los espacios que dan al norte son más oscuros, por lo que los colores cálidos son los ideales. Por su parte, las que tienen una orientación hacia el sur, al ser más luminosos, pueden ser pintados con colores frescos.

Hasta aquí nuestros consejos para que decidas sobre el aspecto de tu vivienda, pero recuerda que si necesitas la ayuda de profesionales, como empresa de reformas en Sevilla estamos a tu disposición.



LLÁMANOS