Consigue una distribución ideal para tu hogar

reformas distribucion casa

Consigue una distribución ideal para tu hogar

Seguramente durante estas vacaciones de verano, si has disfrutado de ellas, hayas pensado en emprender nuevos proyectos personales, como por ejemplo, dar un nuevo aspecto a tu vivienda. Muchas veces, cuando pensamos en dar un cambio radical a nuestro hogar, lo primero que pensamos es en modificar su distribución, bien por necesidad o bien por gusto, pero pocas veces se tienen claras las ideas. De hecho, es uno de los aspectos que más ralentizan el proceso de planificación. En este artículo, desde nuestra experiencia como empresa de reformas queremos ayudarte a aclarar algunas ideas.

Número de habitaciones

A menudo pensamos que cuantas más habitaciones mejor, pero lo oportuno es ajustar dicha cantidad a los metros cuadrados disponibles y, sobre todo, al número de personas que van a vivir en la vivienda. Es mejor tener las habitaciones justas pero que tengan un tamaño que las haga más funcionales, por ejemplo, contar con una cocina más o menos amplia siempre es un valor añadido. No conviertas tu hogar en un lugar lleno de espacios incómodos para vivir.

Hay que tener en cuenta siempre, en el caso de que la casa haya sido adquirida, el precio del metro cuadrado. ¿Te has parado a pensar la cantidad de espacio que se desperdicia en pasillos y distribuidores? ¿Has imaginado lo bien que te vendrían esos metros de más en otras habitaciones?

Separa correctamente los espacios

En toda vivienda hay dos zonas bien diferenciadas: los lugares públicos como el recibidor, la cocina, el salón y algún aseo; y otros más privados como los dormitorios y el cuarto de baño familiar, entre otros. Separar entre ellos estos dos espacios es muy importante para convertirlo en un hogar más cómodo. ¿No quieres que nadie vea que hoy no has recogido tu cuarto? Si estás pensando en hacer reformas párate primero a pensar sobre este punto.

Además, también deberías prestar importancia al recibidor. Aunque crea que no la tiene es el lugar que va a causar la primera impresión a tus visitas. Además, te servirá para alejar a visitantes desconocidos del “corazón” de tu hogar. Quizá aquí puedas colocar un armario para guardar abrigos, paraguas y otros accesorios que solo utilizamos cuando salimos a la calle.  Recuerda nuestros consejos para hacer más acogedor el recibidor.

Por último, no olvides colocar la cocina cerca de la entrada. ¿El motivo? Hay varios, pero el más común es no tener que portar las pesadas bolsas de la compra por toda la vivienda en buscar de la despensa, o encontrar el refresco deseado al llegar acalorado de la calle.

La luz debe ser protagonista

La mayoría de estos consejos están supeditados a un factor de mayor importancia y que es fundamental para que la vivienda sea acogedora, cómoda y aparente mayor amplitud: la luz natural. Bien es cierto que a todos nos gustaría vivir en una casa con jardín, pero muchas veces resulta imposible. Siempre que sea posible haz que la luz natural entre en dormitorios, salón y cocina. Además, si quieres reformar la sensación de amplitud, lo mejor es que pintes las paredes con colores neutros y claros como blancos o grises claros.

De igual modo, si quieres una casa más refrescante, puedes elevar los techos unos centímetros más de la medida estándar (2,40 metros aproximadamente). Con ello, conseguirás que el aire caliente suba hasta más y la sensación de frescor a ras de suelo sea menor.

Por último, tampoco hay que olvidar otras cuestiones como la distribución de los mobiliarios del cuarto de baño, de la cocina, o la propia elección de los materiales, que aunque no afecten a la distribución, sí es recomendable que se adapten a las condiciones climáticas de la zona. Por todo eso, si te surgen dudas, no hay nada mejor que consultar con un profesional que te asesore en todo este proceso. ¡Manos a la obra!